¿Es la corrección de estilo una profesión en auge o una profesión maldita?

En este vídeo me hago una pregunta que yo mismo respondo: ¿Es la corrección de estilo una profesión maldita?

Es cierto que la corrección de estilo parece una profesión al alza. Sin embargo, aún vemos publicaciones (revistas, libros, periódicos, imágenes publicitarias…) con numerosos errores lingüísticos, lo cual deja bien claro que algunas empresas siguen desestimando invertir en sanear gramaticalmente los textos que publican. Vamos, que les da igual asuntos como las erratas, los errores de puntuación, las faltas de ortografía, los dislates conceptuales, las redundancias, etc.

Así las cosas, es difícil discernir si merece la pena apostar por una profesión que efectivamente podría tener mucho futuro… si no hubiera tanta desidia hacia nuestro adorable idioma.

En fin. ¿Llegará el día en que la figura del corrector de estilo sea imprescindible? Tiempo al tiempo.

Si te interesa el tema, te invito a que veas el vídeo. Y si tienes alguna opinión que compartir, no dudes en dejarla en los comentarios.

¿Qué es un prólogo y por qué puede ser bueno introducirlo en una obra?

Relato autobiográfico: De vuelta a casa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.